marcbloch-asso

 

mb-sumario
Marc Bloch, site web en version espagnole

Association Marc Bloch via Internet Archive


http://web.archive.org/web/20051014100613/http://www.marcbloch.fr/espanol.html


 

Marc Bloch dejó impresa su huella en toda la historiografía mundial de nuestra época. Su vida de adulto fue breve : desde 1904, año de su ingreso en l'Ecole Normale Supérieure, hasta 1944, que fue el de su muerte. Fue sucesivamente profesor de historia medieval, en la Facultad de Letras de la Universidad de Estrasburgo, de 1919 a 1935, y de historia económica, en París, en la Sorbona, de 1936 a 1939, y en Clermont-Ferrand, de 1940 a 1941, de nuevo ligado a la Facultad de Letras de Estrasburgo, al hallarse ésta replegada en aquella ciudad. Por fin, en la Facultad de Letras de la Universidad de Montpellier, entre 1941 y 1942.

Su obra es considerable. Tres libros escritos cuando estaba vivo (podríamos casi decir sólo tres libros) : Los Reyes Taumaturgos (Les Rois Thaumaturges), Los Caracteres originales de la historia rural francesa (Les Caractères originaux de l'histoire rurale française) y La Sociedad Feudal (La société féodale). Dos libros póstumos : uno acabado, La Extraña Derrota (l'Étrange Défaite), y el otro sin acabar, Apología por la Historia u Oficio de Historiador (Apologie pour l'Histoire ou Métier d'Historien), conocido éste último en todo el mundo. Aparte de un número impresionante de artículos, apuntes y reseñas publicados en numerosas revistas, sin olvidar las distintas conferencias, de las que sólo una parte ha sido publicada.

Le tocó actuar de manera importante en los grandes acontecimientos de la primera mitad del siglo XX. Al igual que la mayoría de los hombres de su generación y de sus futuros colegas, "hizo" la Gran Guerra durante casi cinco años. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de ellos, volvió a vestirse de uniforme en 1939 y desempeñó cierto papel en el Estado Mayor del Primer Ejército durante la Campaña del Norte. Como caso casi único entre los hombres de su edad, se unió a la Resistencia y durante los primeros meses de 1943, se alistó completamente en ella. Vivió en la clandestinidad en Lyón, en donde asumió responsabilidades cada vez más importantes en la Resistencia, hasta que una ráfaga de ametralladora, accionada por un grupo de soldados alemanes en un campo de la ciudad de Saint-Didier-de-Formans en l'Ain, le quitara la vida, el 16 de julio de 1944.

Tamaño sabio y combatiente merecía que la Asociación Marc Bloch (AMB) le consagrara una página Web. Internet se ha convertido en el medio de comunicación privilegiado entre las jóvenes generaciones y, con mayor o menor retraso, los mayores han tenido que adaptarse. Por ello algunos miembros de la AMB han asociado sus esfuerzos para concebir y crear dicha página Web. Están ellos convencidos de que una página Web no tiene por qué conservar una estructura fija. A la inversa de un libro, no es preciso que la página se someta a unas reglas estrictas de presentación, composición o construcción. La página Web Marc Bloch es flexible y elástica. Está llamada a experimentar modificaciones y no dejará, por lo tanto, de ser modificada gracias a un constante esfuerzo de perfeccionamiento.

Hoy, esta página Web no sólo contiene elementos de información sobre la vida o el pensamiento o la obra de Marc Bloch, sino también sobre la influencia que tuvo. Debemos considerarla como un expediente o legajo de documentos clasificados y destinados a todos. De su estructura y contenido podemos destacar un hilo conductor : tenemos la ambición de abrir y proponer pistas para interpretar el pensamiento y la obra de Marc Bloch, pero nos conformamos con echarle luces al camino. Nos negamos a indicarle al visitante las pistas que tendría él que seguir. Le dejamos a cada quien su libertad. La norma que preside nuestro propósito es la honestidad. Siendo fieles a la lección que Marc Bloch siempre puso en práctica, hemos decidido que cada vez que no sepamos, por carecer de documentos o testimonios, confesaremos nuestra ignorancia y no intentaremos ocultarla o subsanarla mediante invenciones artificiales o hipótesis antojadizas y poco realistas. Los autores de la página Web no vacilarán en formular hipótesis, pero señalarán al mismo tiempo que sólo son hipótesis. Respetuosos de los imperativos de la crítica, los autores no escatimarán el recurso a las citas y las referencias.



.

.